Cuando consultar

Es aconsejable pedir consulta:

  • Si tiene una sensación general de malestar, angustia o inquietud consigo personalmente o con el entorno.
  • Si aparece algún síntoma que le produce malestar o que le incapacita en su vida cotidiana: ahogos, llantos, crisis de angustia, obsesiones, pérdidas de memoria, trastornos alimentarios, confusión,…
  • Si quiere mejorar su estado de ánimo, su capacidad para enfrentarse a los problemas y solucionar situaciones que ahora le resultan complicadas, desagradables o difíciles.
  • Si no sabe cómo afrontar determinadas situaciones de estrés: la muerte de personas queridas, un despido, una ruptura, una separación, sensación de pérdida…
  • Si se siente incapaz de afrontar áreas fundamentales para su vida: académicas, laborales, de la vida social, familiar o de la relación con su pareja.
  • Si existe en su familia o entorno próximo alguien que muestra algún tipo de síntoma o problema ante el que usted no sabe cómo actuar.

mi mente

Anuncios